Para fregar la vajilla, lavarse las manos o lavar y preparar frutas y verduras antes de cocinar, el fregadero es un elemento básico e imprescindible en la cocina. Es el único punto de agua en la cocina y un dato curioso es que el 60 % del tiempo que estamos en la cocina lo pasamos en él. Te damos algunos consejos para ayudarte a acertar con su elección.

¿Cuál es el mejor material para el fregadero?

Hay diferentes materiales y no todos sirven para todas las cocinas. Los 3 materiales más usados son: acero inoxidable, resina y granito. 

Aunque menos habituales, también hay fregaderos de vidrio templado y de cerámica. 

Fregaderos de acero inoxidable

Un clásico. Es el tipo de fregadero más habitual. De acero inoxidable liso o satinado, su superficie lisa y plana es muy funcional. Eso sí, hay que limpiarla todos los días. Existe un material derivado llamado inoxidable microestructurado (o de nido de abeja) que no deja que se atasque el agua. El acero inoxidable es un material de gran calidad que presenta muchas ventajas como son la resistencia a los choques térmicos, a la corrosión y a las manchas. Puede rayarse y es importante ser consciente de que con el tiempo perderá su brillo y quedará más mate, aunque no por ello perderá su encanto.

Fregaderos de resina

El principal punto a favor de un fregadero de resina es el colorido, ya que se puede elegir entre muchos colores y personalizar la cocina y la encimera. La resina es un material resistente y moderno que hay que cuidar. Las manchas, como por ejemplo de café, pueden dejar marca si no se limpian en seguida. Son ligeros y fáciles de instalar.

Fregaderos de granito

El granito es el material más utilizado por su gran resistencia a los arañazos y al calor. Además, su superficie lisa y nada porosa es muy higiénica. Se trata de un material natural compuesto de cuarzo y acrílico con una excelente resistencia a los golpes y que soporta temperaturas de hasta 280°. Como el acero inoxidable, es muy higiénico ya que no es poroso y es muy fácil de cuidar y mantener en buen estado. Es el material que presenta más posibilidades en cuanto a colores, formas y medidas. ¡Queda bien con cualquier estilo de cocina!

Fregaderos de cerámica

Los fregaderos de cerámica quedan bien en cualquier cocina, ya sea clásica o moderna. La cerámica es arcilla líquida moldeada y secada; a continuación, la superficie se recubre de esmalte y se cuece. Es muy resistente a los golpes, a los arañazos y a las manchas y muy fácil de limpiar. La cerámica es un material pesado y una de sus principales cualidades es su considerable resistencia a los choques térmicos. Los fregaderos de cerámica se fabrican en hornos a más de 1000° C. Suelen ser blancos o negros y estar recubiertos de una fina capa de esmalte que impide que amarilleen con el tiempo. Sin embargo, pueden romperse si reciben un fuerte golpe.

¿Cuál es la mejor forma para el fregadero?

Hay fregaderos de distintas formas. Lo importante es definir cuál es la más adecuada para tu cocina. Para ello, hay que tener en cuenta la distribución de la cocina y el espacio libre en la encimera.  

Una sola cubeta

Ideal para espacios pequeños ya que deja espacio libre en la encimera. Está bien para usos puntuales, sobre todo, si hay lavavajillas. No tiene escurridor, aunque hay accesorios de distintos tamaños y estilos que se adaptan perfectamente a esta forma.

1 cubeta con escurridor

Es el modelo más habitual ya que es simple y práctico. Las grandes cubetas van viento en popa. Son más prácticas y tienen la ventaja de permitir libertad de movimientos en torno al espacio más importante de la cocina: el fregadero. Este modelo también es muy útil en espacios reducidos; hay modelos pequeños con una cubeta y escurridor especialmente pensados para cocinas pequeñas.

1 cubeta y media con escurridor

Formado por una cubeta más grande y otra más pequeña que suele llevar un rebosadero o colador de cesta para eliminar fácilmente los restos de comida. Es el complemento perfecto para el lavavajillas. La cubeta grande es muy profunda para poder fregar las cazuelas y utensilios de gran tamaño. 2 senos con escurridor:

2 cubetas con escurridor

Los fregaderos con 2 cubetas y escurridor son ideales para cocinas grandes ya que ocupan más espacio. Las dos cubetas permiten fregar y escurrir la vajilla más cómodamente. La cubeta que va al lado del escurridor suele ser un poco más pequeña, y viene muy bien para lavar verduras o escurrir la ensalada, por ejemplo.

Fregadero en esquina

Es la opción ideal para aprovechar el espacio en algunas cocinas. Puede ser de 1 o 2 cubetas, con o sin colador de cesta y con o sin escurridor.

Fregaderos de estilo rústico

Los fregaderos de estilo rústico para sobreponer vuelven por la puerta grande. Quedan bien tanto en una cocina nueva como en una renovada y aportan encanto y personalidad. Pueden ser de cerámica, granito o acero inoxidable, a tu gusto. Están a caballo entre tradición y modernidad y en tener uno o dos senos.

¿Qué tipo de instalación?

Encastrado

Es quizás el tipo más habitual ya que es la instalación más simple. El fregadero se apoya en la encimera. Los hay de todos los materiales y con numerosos acabados, formas y medidas.

Enrasado

Menos habituales que los encastrados, los fregaderos enrasados quedan exactamente al mismo nivel que la encimera, sin ningún reborde. Son muy prácticos para limpiar la encimera ya que se pueden arrastrar los restos y tirarlos directamente a la fregadera.

Bajo encimera

Este tipo de instalación hace que destaque la encimera. El fregadero bajo encimera no interrumpe la continuidad de la encimera ya que está colocado debajo y no encima. Una de sus ventajas, además del resultado estético, es su durabilidad, ya que las juntas no se estropean tanto y el fregadero dura más. El fregadero que se utiliza más con este tipo de instalación es el de acero inoxidable, aunque cada vez es más frecuente encontrar fregaderos de cerámica o granito bajo encimera.

Superpuestos

Los fregaderos de estilo rústico para sobreponer vuelven por la puerta grande con diseños renovados y nuevos materiales. Pueden ser de cerámica, granito o acero inoxidable, a tu gusto. Quedan bien tanto en una cocina nueva como en una renovada. Darán encanto y personalidad a tu nueva cocina.

Inspiración y consejos

Ver todos nuestros contenidos

Our other equipments

¿Cómo elegir el fregadero adecuado?¿Cómo elegir el fregadero adecuado?
¿Cómo elegir el grifo mezclador adecuado?¿Cómo elegir el grifo mezclador adecuado?
Elegir correctamente una cocina profesionalElegir correctamente una cocina profesional
¿Debe elegir muebles de cocina con o sin tiradores?¿Debe elegir muebles de cocina con o sin tiradores?
¿Debe elegir muebles de cocina con o sin tiradores?¿Debe elegir muebles de cocina con o sin tiradores?
Anterior
Siguiente

Te acompañamos en todo el proceso

Diseñadores formados para ayudarle

 

 

Cocinas de calidad alemana, garantizados 10 años

 

 

Una red de instaladores cualificados

 

 

 

Soluciones para todos los presupuestos